Se encuentra usted aquí

Amaneceres y ocasos

  • Cuando el sol se eclipsa para desaparecer, se ve mejor su grandeza (Séneca)
  • No por mucho madrugar amanece más temprano (Refrán)
  • Una hora ganada al amanecer es un tesoro por la tarde (San Juan Bosco)
  • El día más largo llega pronto a su fin (Plinio el Joven)
  • Aunque uno esté dormido, no deja de amanecer (Proverbio gitano)
  • Vemos la luz del atardecer anaranjada y violeta porque llega demasiado cansada de luchar contra el espacio y el tiempo (Albert Einstein)
  • Nunca una noche pudo vencer a un amanecer, ni un problema a la esperanza
  • Terminar como el rosario de la aurora ... a farolazos
  • Ya el sol esconde sus rayos, el mundo en sombras se vela, el ave a su nido vuela, busca asilo el trovador (José de Espronceda - La cautiva)
  • ¡He perdido mi gotita de rocío!, dice la flor al cielo del amanecer, que ha perdido todas sus estrellas (Rabindranath Tagore)
  • La amistad, como la sombra vespertina, se ensancha en el ocaso de la vida (Jean de la Fontaine)
  • Sea moderado tu sueño, que el que no madruga con el sol, no goza del día (Miguel de Cervantes Saavedra - Don Quijote de la Mancha)
  • Amanece, que no es poco (José Luis Cuerda, 1989)
  • Arreboles al ocaso, a la mañana el cielo raso (Refrán)
  • En todas las tierras el sol sale al amanecer (George Herbert)
  • Por mucho que disparemos contra el gallo, no por eso dejará de amanecer (Proverbio oriental)
  • Cuando pensamos que el día de mañana nunca llegará, ya se ha convertido en el ayer (Henry Ford)
  • Acuéstate sin cenar y amanecerás sin deuda (Refrán)
  • No se puede llegar al alba sino por el sendero de la noche (Khalil Gibran)
  • Cabeza calva, peinada desde el alba (Refrán)
  • Era la águila que a un árbol dende las nubes bajó; era mas linda que el alba cuando va rayando el sol (José Hernández - El Gaucho Martín Fierro)
  • Observa, amada mía, cómo se van tiñendo las nubes de levante con los colores del alba (William Shakespeare - Romeo y Julieta)
  •  ... que no sé cuando es de día ni cuándo las noches son sino por una avecilla que me cantaba al albor; matómela un ballestero: déle Dios mal galardón (Romance del prisionero - Anónimo)
  • Asómate a la ventana, paloma del alma mía, que ya la aurora temprana nos viene anunciando el día (Osmán Pérez Freire - Ay, Ay, Ay)
  • Si te dijera, amor mío, que temo a la madrugada, no sé qué estrellas son éstas que hieren como amenazas ... (Luis Eduardo Aute - Al alba)



Añadir nuevo comentario